Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 7/03/08

Un poco de humor

A continuación uno de los mejores chistes que he escuchado en mucho tiempo… La calidad del video no es lo mejor, pero a mi personalmente me encanta:

Te ha gustao mi arma?!

Anuncios

Read Full Post »

Prestad atención a la siguiente ilustración:

ataud

¿Qué os sugiere?

A mí personalmente, me parece un ataúd con buzón. Pero gracias a maikelnai, he podido ver que tiene algo más de utilidad práctica.

Hace un tiempo, la medicina forense no era lo que se dice el CSI actual. Por poner un ejemplo, para certificar la defunción de alguien, el médico procedía gritarle al oído “¡¡despiértate!!”, y si no despertabas, pijama de pino.

Juntando eso, con las epidemias de cólera de los siglos XVIII y XIX, cuando muchas personas fueron enterradas prematuramente, tenemos una época de mucho miedo a ser enterrado vivo.

Y como cuando el miedo aprieta, el ingenio actúa, hubieron dos focos de actuación:

  • Por un lado, las historias sobre gente enterrada viva cobraron popularidad, siendo remarcable el caso del escritor Edgar Allan Poe, que escribió “El entierro prematuro“. En ese libro, teóricamente basado en un caso real de enterramiento prematuro, se narra en primera persona lo que sintió el protagonista al estar dentro del ataúd.
  • Y por otro lado, aparecieron muchos inventores que crearon dispositivos para alertar al exterior, en caso de haber sido enterrado vivo. Dispositivos como el de la foto, que se trata de una cadena que al ser tirada, izaba una bandera que llamaba la atención del que la viera. Otras opciones eran la pirotecnia, una campana, escaleras para escapar, tubos para recibir alimentos…

Yo por si las moscas… No me muero, y eso que me ahorro.

Read Full Post »

¿Recordais el experimento del que hablamos hace unos días, sobre los choques de pelotas?

Pues seguimos con experimentos curiosos.

Esta vez viene de la Universidad de Nagoya (Japón), y se trata de demostrar que los atascos se pueden basar en modelos matemáticos de ondas de choque.

Para ello, necesitaban una prueba donde pudieran controlar gran parte de las variables, y para ello, pusieron a circular a 30 km/h a 22 conductores en una pista circular.

El resultado, aquí lo teneis:

Y la conclusión: el error humano es el creador de las fluctuaciones.

Sobran comentarios.

Bueno, no sobran, poned el vuestro, claro.

Si quereis saber más sobre el experimento, consultad aquí.

Read Full Post »